Cuando decides comer un buen menú con chuletón en Bilbao puedes tener dudas entre si elegir este plato o bien un entrecot. La mayoría de las veces, las personas no saben distinguir adecuadamente las diferencias entre amas piezas.

En este post, aprovecharemos para explicarte más del menú con chuletón en Bilbao y las diferencias que existen entre este y el entrecot.

Una cosa que debes tener clara es que cualquiera de estas dos opciones es una buena elección. Ambas pertenecen a una misma pieza, correspondiente al lomo alto del animal. Por lo general, un costillar está compuesto de 13 chuletas, entre las cuales diferenciamos entre dos tramos concretos, el lomo alto y lomo bajo.

Lo primero es diferenciar entre la chuleta y el chuletón, cuya principal distinción es su dimensión. Mientras que a la chuleta se le llama al costillar entero, al chuletón se le suma la parte superior del mismo. Por lo tanto, este último resultará ser una pieza más grande. Al estar muy pegada a la costilla, tiene mayor infiltración de grasa, lo que la hace mucho más jugosa y sabrosa en comparación con otras partes del animal.

También encontrarás a personas que denominan chuleta simplemente al corte con hueso, y al corte que no tiene hueso, chuletón.

Cuando sepas distinguir entre estos dos cortes, te quedará hacer lo mismo con el entrecot. Esta pieza se saca del lomo bajo, corresponde a un corte de la región dorsal. Es decir, se saca de entre las costillas, entre ambos huesos de la chuleta.

El entrecot tiene el mismo corte que la chuleta, pero con un grosor menor y deshuesado.

Sin duda, son partes del animal muy buenas, con las que poder disfrutar de un buen plato de carne. Tú mismo elegirás el punto al que quieres que sea cocinado. En el Restaurante La Estrella te ofrecemos la mejor calidad en estas carnes.