Un buen menú del día en Erandio es muy necesario para aquellos que no pueden volver a casa a comer. Gracias a este tipo de menús, muchas personas encuentran una opción sabrosa y a buen precio para realizar la segunda comida del día. ¿Sabes cómo surgió este menú tan peculiar? Descúbrelo en esta entrada.

Algunos antecedentes del menú del día hunden sus raíces en la historia. En este caso, encontrarías uno de los primeros en el siglo XIX, momento en el cual algunos mesones empezaron a ofrecer una serie de platos fijos a un precio determinado, el cual buscaba ser lo más reducido posible.

Sin embargo, todo menú del día en Erandio debe su origen a una idea del Ministerio de Turismo en los años 60. Durante aquellos años de desarrollo económico, se buscaba atraer a cuantas personas fueran posibles al país. Así, se estableció la obligación en 1964 de establecer un menú compuesto de la siguiente manera: un primer plato que podía ser una sopa o una crema, un segundo de carne o pescado y postre, el cual podía ser una fruta, un dulce o queso. También se incluía una bebida a elegir entre vino de la región, agua, sangría o cerveza.

Quizás te parezca curioso que los precios estuvieran fijados por tipo de restaurante. Esta medida buscaba hacerlos asequibles, por lo que si comieras en un restaurante de cuarta categoría solo pagarías 50 pesetas y en uno de lujo, 250. Por último, platos como la tortilla española debían destacar por encima de los demás, ya que eran los que más gustaban a los extranjeros. Quizás por esto la tortilla sea tan conocida hoy día.

Como has podido ver, el menú del día buscaba atraer el turismo. Desde Restaurante La Estrella te invitamos a contactarnos y a que pruebes nuestras propuestas culinarias, no te defraudarán.